Rubén Sosa

Rubén tiene 55 años. Trabajó 32 años en un colegio privado en Saavedra, el barrio donde vive. Hace 8 años, y en un minuto, perdió la vista en su lugar de trabajo. Durante un año sólo se levantaba de la cama para hacer sus necesidades básicas, muy depresivo y llorando por lo que le había pasado y por el drama de no ver más.

Pero Rubén decidió darle un giro a su vida y con mucha voluntad decidió cambiar su realidad. Hace 4 años empezó a abocarse a distintas actividades: va a un instituto donde trabaja en cerámica, baila tango y escribe poemas. Lo que más extrañaba de su vida «anterior» antes del accidente, era correr. Hoy, Rubén está corriendo con la ayuda de chicos y chicas guías que solidariamente lo ayudan a entrenar.

Rubén Sosa

Este año Rubén logró el primer puesto en los 10 km de Unicef y se subió al podio en otras carreras, entre ellas, el 1° puesto en categoría disminuido visual en la Media Maratón de Buenos Aires. Rubén se emociona al recordarlo: «fue increíble». Y va por más: quiere ir por los 30 km e ir por los 42 km en 2019.

Hoy Rubén entrena (vive a 10 cuadras del Parque Sarmiento) los lunes y miércoles. Hasta hace un mes lo hacía tres veces por semana, incluyendo los sábados. Pero hoy Rubén no tiene guías para los fines de semana; por eso, necesita de alguien que quiera acompañarlo en este objetivo de la maratón.

¿Te animás a guiar a Rubén en este camino rumbo a la maratón y consagrarte junto a él en los emotivos 42 km? Si tenés ganas de conocer a Rubén y correr con el podés ubicarlo en el 15-6663-8410.

 



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *