Juegos olimpicos de la juventud

(Por Juan Ignacio Ugliarolo – Profesor Nacional de Educación Física, maratonista, corredor de trail y ultramaratonista. Convocado como voluntario en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Función Crew Venus Management)

Hace unos días comenzaron las competencias de los Juegos (exactamente una semana), y tengo el placer y (la suerte) de poder estar disfrutando de ellos… y con ellos, los protagonistas,con los que tenemos mucho en común.

Me detengo por un momento, y no puedo dejar de pensar en lo que significa para cada atleta que están hoy acá, en JJ.OO BUENOS AIRES 2018. Veo en ellos la juventud y el futuro del DEPORTE mundial (pero no dejan de ser adolescentes entre 13 y 18 años aún).

Haber compartido momentos con algunos me permitió ver que se manifiestan de diferentes maneras y formas: unos riéndose de felicidad, otros con susto, nervios; vi caras de concentración, de esperanzas; sin distinción de color, religión, idioma, cultura o etnia. Esas emociones se multiplican en todos, y no pueden ocultarlo.

El común de cada atleta se resume, en el presente, hoy. Pero no hay que obviar lo principal, que fue en el momento que se empezó a trabajar para ello. Me voy en el tiempo hacia atrás y los veo, entrenando horas y horas, dejando de lado momentos de amigos, de familia, de noviazgos, de diversión, de viajes de fin de curso y muchas cosas más por haber apostado a ello. Y el momento compartido, el denominador común es: sin sacrificio no hay resultado.

Es por todo ello que a todos con los que tuve la oportunidad de compartir momentos amenos, les desee buena estadía y que disfruten de los JUEGOS, vivan, sientan… y que ya son ganadores (de este hermoso privilegio de estar en la arena y ser los futuros referentes de muchos de sus pares) de la constancia y el coraje… y que no se desanimen, si no salió el resultado esperado. Ya vendrán otras oportunidades. Acá no termina el recorrido para ninguno; acá empieza un largo camino que tienen por delante.

 



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *