A los argentinos nos gusta decir que somos los mejores en todo, presumimos que tenemos a Diego y a Messi, que tenemos una Reina y al Papa, que el tango y Gardel, que el dulce de leche y el birome… no tendremos a Mo Farah o a Kipchoge pero el Colo un día se cargó a los eternamente favoritos keniatas y ganó la maratón de Buenos Aires.

Siempre tenemos algo para decir. En eso sí somos campeones indiscutidos.

Pero hay otras cosas en las que, si bien no somos campeones del mundo, estamos entre los primeros puestos del ranking: Argentina se encuentra dentro de los 20 países con mayor sedentarismo del mundo y a la misma vez, ostentamos el título de capital latinoamericana del running y no es otra que la mítica Media Maratón de Buenos Aires una de las 10 medias maratones más convocante del mundo entero.

Que otro recóndito lugar del mundo para que se de esta dicotomía sino nuestro amado país.

Para entender un poco este fenómeno vamos a empezar con los datos duros:

  • Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud Argentina se encuentra en el puesto 18 de los 160 países que contempla el informe.
  • Del total de la población el 41,6% realiza actividad física insuficiente o nula.
  • El sedentarismo es mayor en las mujeres con un 45,3% y en los hombres 37,6%
  • Argentina a su vez es uno de los países con mayor índice de sobrepeso e la región.
  • Este índice se duplicó en los últimos 40 años.
  • Además…

Argentina es el país de Latinoamérica y el Caribe con mayor número de varones adultos obesos.

 

Hasta ahí, la de arena. Ahora vamos con la de cal.

El “boom” del running en nuestro país es innegable, a estas alturas ya no hay nadie que no tenga alguien en la familia, un amigo o conocido que corra.

Ya sea por moda, por salud, ocio o estética, la marea de corredores ya se deja ver a todas horas, en cuanta placita o parque crucemos, incluso por las calles del barrio, solos, en pareja o en grupos.

Nuestro país posee un calendario de carreras muy nutrido con más de un centenar de competencias al año y esta cantidad va en franco aumento porque claro, como dijimos antes, cada vez somos más y muchas carreras ven sus cupos agotados en días cual fuesen las localidades de un recital de algún artista internacional.

Tal es el auge de esta actividad que la Ciudad resolvió dejar de conceder permisos ya que los corredores tenían “sitiada” la ciudad con los cortes de calles.

Radiografía del corredor argentino:

  • El 60% que realiza esta actividad son hombres (aunque las mujeres son cada vez más, incluso hay carreras solo para mujeres)
  • El 77% dice que corre simplemente para sentirse bien.
  • El grueso de corredores tiene entre 31 y 45 años, pero ya ha quedado demostrado que no hay edad para correr.
  • En promedio el corredor argentino entrena de 3 a 4 veces por semana.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *