Es una hermosa mañana, el sol brilla radiante y la temperatura es más que agradable: es viernes y vas de camino al trabajo, último esfuerzo y se viene el fin de semana.
Pasás por la cafetería y te llevás tu latte preferido; parece un día perfecto pero hay algo que pesa sobre tus hombros y no te deja disfrutar al 100% esa mañana: la culpa.

Más temprano ese mismo día sonaba el despertador como todas las mañanas. Tocaban hacer unos ejercicios de técnica, estiramientos y, para terminar, unos 5km regenerativos. Fácil, nada del otro mundo, pero esa mañana no te levantaste a entrenar.

En lugar de salir a correr te tocó salir a “luchar” esa batalla interna que se da en contra de la voluntad.

No tenías dolores musculares, no te sentías enfermo, no estaba lloviendo ni había mucho viento (aunque has salido a entrenar con esas condiciones), ni estabas particularmente cansado. Aun así, decidiste no salir a entrenar aquel día.

A veces, el cuerpo nos da señales: él tiene sus mecanismos de defensa y hay que saber escucharlo: eso es conocerse.

Salir a entrenar no debería ser una carga, sino al contrario, uno debería sentirse inspirado y motivado por el entrenamiento.

La perseverancia lo es todo en el camino al éxito, pero forzarte a entrenar ese día en particular puede resultar contraproducente.

Es muy probable que el desgano haga que tu mente no preste atención y por ello termines haciendo un mal esfuerzo que termine en lesión.

Además, seamos sinceros: ese trote de 5km en modo “desearía no estar acá” no va a hacer gran cosa por tu cuerpo ni va le va a dar ese empujón que estás buscando a tu rendimiento.

“El descanso también es parte del entrenamiento” es una frase muy acertada. Si eres de esos que entrenan casi todos los días de la semana, tomarte un día de reposo ocasional es más que aceptable; incluso puede darte un empujón extra que hará que rindas el doble en tu próximo entrenamiento.



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *