forerunner garmin

Las páginas de running suelen estar pendientes de los últimos lanzamientos en accesorios de running.

Lo cierto es que, estos aparatitos «tope de gama» están reservados para el bolsillo de muy pocos, mas en nuestro país, donde todo es importado… y claro, al convertirlos a la moneda local, parecieran costar aún más. Por eso, nuestro primer informe es acerca de ese reloj por el que todo corredor amateur empieza: el Garmin Forerunner 10/15.

¿Quién no tuvo o tiene el FR10/15? Imposible no haberlos visto o haber escuchado hablar de ellos. Son los modelos entrada de la marca Garmin y básicamente son el mismo reloj, salvo alguna diferencia de la que vamos a estar hablando más adelante.

Para los iniciales, es un reloj ideal: económico y cumple con lo requerido. Hay una versión más pequeña para dama o para aquellos de muñeca más fina, que pesa unos 36 gramos. Y hay otro de tamaño más grande, de 43 gramos.

Está disponible en varios colores y el packaging viene provisto de su cargador para la batería interna que dura, según su fabricante, hasta 8 horas en modalidad GPS y 5 semanas en modo reloj. Pero bien sabemos todos los que lo tuvimos en algún momento es que dura poco más de 6 horas, y eso con suerte.

El cargador de la batería, a su vez, es la interfaz de conexión con nuestra computadora. Se enchufa a un puerto USB y a través de él se descargan las actividades que vayamos realizando a la página Garmin Connect, donde, una vez realizada la descarga, podremos ver el recorrido, los intervalos, ritmo de carrera, elevación de terreno y demás detalles que nos encantan ver a todos los que hacemos esta actividad.

garmin forerunner

Lo que lo diferencia al FR10 de su hermano mellizo, el FR15, es que este último cuenta con monitor cardíaco. Este recibe esa información de una banda que se ajusta al pecho. Hay que mencionar que los modelos más completos de hoy en día traen incorporada esta característica en forma de sensor en el mismo reloj, lo que lo hace más práctico. Pero, como dijimos al principio, el FR15 es un reloj económico y no vamos a encontrar en el este tipo de sensores, ni bluetooth, ni conexion smart a nuestro celular ni nada por el estilo. Sí cuenta con un contador de pasos con objetivo diario e indicador de inactividad.

Su pantalla de casi 1 pulgada nos muestra solo lo que hay que saber: el ritmo de carrera, la distancia, y las calorías. El FR15 apenas agrega un dato más: el ritmo cardíaco (BPM). Estos datos pueden visualizarse por grupos de a dos y pueden ser configurados a nuestro gusto.

Algo que no viene especificado en el manual de usuario es que, con el tiempo, el corredor llega a crear un lazo con este «relojito» y no importa por cuál lo vayamos a cambiar en su momento, si este fuera el caso: a quien fuera testigo de nuestros primeros pasos como corredor nunca se lo va a olvidar.

 


Lo que tenés que saber:

Costo aproximado: Aproximadamente $6.000

Duración de la batería: Poco más de 6 horas en función GPS



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *