Entradas

Luego de un año intenso de carreras llega el fin de año, y con él, el merecido descanso para todos los corredores. Pero no se acomoden demasiado que el entrenamiento no se toma vacaciones.

Dadas las altas temperaturas de verano, la frecuencia en el calendario de carrera merma y se reduce a unas pocas carreras en la playa o alguna que otra de montaña.

Pero tranquilos, para aquellos que no pueden parar ni un día les tenemos tarea para el hogar: la pretemporada.


La pretemporada consiste en sentar las bases para encarar en forma el nuevo año de carreras.

Básicamente consiste en ejercicios livianos de fuerza y musculación que tienen como objetivo el fortalecimiento general del cuerpo.

Estos ejercicios mayormente divididos en series de pocas repeticiones buscan trabajar tanto la parte superior del cuerpo como así también el core y las piernas.

Lo que se busca es fortalecer los músculos y articulaciones para evitar futuras lesiones.

También se suelen hacer trabajos de técnica de carreras llamados “driles”, trabajos de cuestas, algunas series de velocidad para no perder el estímulo de las fibras rápidas, ejercicios de estiramiento, elongación y equilibrio y algún que otro rodaje suave pero no de esos que se suelen hacer como cuando se prepara una maratón o una media.

 

Estos son los beneficios de hacer una buena pretemporada.

  • Es de gran ayuda para mantener niveles altos de rendimiento en un largo espacio de tiempo.
  • Menos lesiones por la mejora de la fuerza, coordinación y equilibrio.
  • Mejora la capacidad para realizar entrenamientos de elevada intensidad.
  • Mejora en las capacidades generales del deportista.

Tratamiento hiperbárico

Mucho se habla por estos días del tratamiento hiperbárico, como una forma de recuperación para lesiones deportivas. Incluso es noticia porque muchos deportistas famosos aplican esta técnica. ¿Sabés de qué se trata? ¿Querés saber si es efectiva? Viví Running te saca todas las dudas.

Cuando en el cuerpo aparece un trauma o lesión es una alerta de que algo no está bien o no estamos haciendo los ejercicios como corresponde. Ya sea por la falta de una entrada en calor, por un mal movimiento o por no elongar al terminar; el deportista sufre de una lesión con inflamación y dolor.

Cuando esto pasa, es recomendable que el paciente se tome un «descanso» (léase, reposo) para que el músculo, articulación o tensión dañado se regenere.

Actualmente, una gran cantidad de deportistas de alto rendimiento hacen el Tratamiento con Oxigenación Hiperbárica (TOHB) que permite una mejoría eficiente y reducir los tiempos de rehabilitación. Según la Dra. Mariana Cannellotto (MN 108.482 – Presidenta de la Asociación Argentina de Medicina Hiperbárica e Investigación), con esta nueva terapia se acorta un 50% el tiempo de recuperación tras una lesión. Este tratamiento ayuda a la cicatrización, reparación y recuperación de lesiones musculares, tendinosas y ligamentarias, porque favorece los procesos de la formación ósea en traumas o lesiones.

En qué consiste? En el TOHB el paciente entra en una cámara presurizada en la que respira oxígeno cercano al 100% a través de una máscara, la cual permite un aumento del oxígeno transportado por la sangre y genera así un proceso antiinflamatorio. Además, genera la formación de nuevos vasos sanguíneos recuperando lesiones, estimulando la formación de colágeno para la cicatrización.

La medicina hiperbárica puede usarse en traumas, injertos, pre y post cirugías, traumatismos con compromiso óseo / articiular, esguinces, enfermedades articulares, osteomielitis, traumatología y para la rehabilitación de lesiones.

El tratamiento es indoloro, indicado como complemento de otras actividades físicas. Es muy usado en ortopedia y traumatología.


Lo que tenés que saber:

  • AYUDA A LA RECUPERACIÓN DE: Lesiones musculares, tendinosas, ligamentarias, antes y después de las cirugías.
  • ES INDOLORO
  • MUY USADO EN ORTOPEDIA Y TRAUMATOLOGÍA​
  • MÁS INFORMACIÓN: www.aamhei.com